Tras la investigación de los documentos de Football Leaks, Luka Modric desvió a Luxemburgo sus ingresos publicitarios. Desde que es jugador del Real Madrid, el croata ha utilizado una empresa en el país centroeuropeo con su mujer, Vanja, como gerente y bautizada como su hijo, Ivano, para resguardar sus ingresos por derechos de imagen. Así, Modric desplazó sus ingresos por publicidad a Luxemburgo para disfrutar de su baja tributación. El impuesto de sociedades allí puede llegar a descender hasta tipos casi nulos, alrededor del 1 %. En España, mientras, Luka tendría que tributar un 30 % o incluso según el criterio actual a un máximo del 51 %. Por esa falta de ganancias no tributadas en nuestro país, Hacienda abrió investigación al madridista por sus declaraciones de 2012 a 2014.