La foto muestra a un sonriente Benzema con el trofeo del Mundial de Clubes. Un nuevo título (su décimo desde su llegada en 2009) que llegaba dos días antes de su 29 cumpleaños. Justo en un gran momento para él en el césped. En sus últimos cuatro partidos disputados ha marcado cuatro goles: dos al Borussia, uno al América y otro al Kashima. Sus dos tantos del Mundial de clubes sirvieron para abrir el marcador, igualar a Butragueño en el top-ten de máximos goleadores históricos con 171 tantos y… ¡128 partidos menos! Los números del francés son para tener en cuenta. De momento, tiene un promedio de 0,51 goles por partido y supera a símbolos como Raúl (0,43) o Santillana (0,45). Esta temporada, ha participado en 11 de los 15 partidos de Liga. En total ha jugado 638 minutos de 990 posibles (un 64,44 %). Sólo terminó el partido ante el Sporting y ha marcado cuatro tantos. El último lo logró ante el Athletic el 23 de octubre. Cuando regrese el 7 de enero para medirse al Granada habrán pasado 76 días desde entonces… Todo cambia en la Champions: ha participado en los seis encuentros y es el máximo goleador del equipo: lleva cuatro goles (el 25 %), doblando a Cristiano, Bale, Varane y Morata (dos cada uno).