Al igual que muchos futbolistas que evitan el contacto con la prensa simulando que atienden una llamada telefónica, Thomas Müller, delantero de Bayern Munich, hizo lo mismo, pero curiosamente con su pasaporte.

El hecho curioso sucedió en el regreso del Bayern Múnich a Alemania después de disputar en Doha (Qatar) un amistoso ante el Eupen belga.

Müller, cuestionado por su falta de gol, al ver a la prensa usó su pasaporte como si fuera su teléfono celular para esquivar las preguntas de los periodistas.

El delantero al darse cuenta que la prensa se dio cuenta del detalle, solo atinó a sonreír.

video cortesía de Sky Sport