Final de infarto entre el Barcelona y el Atlético de Madrid, partido que ha tenido de todo. Goles, expulsiones y emoción hasta el último segundo. Los catalanes se pusieron en ventaja en el Camp Nou a los 43 minutos, con gol del uruguayo Luis Suárez, tras una jugada de Messi, e igualó faltando siete minutos Kevin Gameiro. Ambos goleadores fueron protagonistas de incidencias: el centrodelantero fue expulsado sobre el final y el jugador madridense había fallado un penal poco antes de convertir.

En el segundo período, además, vieron la roja por doble amonestación el defensor local Sergi Roberto, a los 12 minutos, y Yannick Carrasco, a los 24, luego de derribar a Arda. El 1-1 (3-2 global) clasifica a los culés a la final de la Copa del Rey.

Bicampeón del tradicional torneo español, el conjunto «culé» afrontará su séptima final de las últimas nueve ediciones ante el ganador de la serie entre Celta de Vigo y Alavés de Manuel Pellegrini, que jugarán mañana miércoles en Vitoria, en la ida empataron a cero.