El mundo del futbol deja un sin fin de curiosidades semana tras semana; sin embargo, la decisión que tomó un silbante durante un juego catalán dejó atónito a más de uno.

Durante el partido entre el Atlanta El Raval y el Poble Sec, en la Cuarta Catalana, el árbitro central decidió detener el duelo cuando éste se encontraba 0-2 para poder llegar a tiempo a un concierto.

Según la denuncia que presentó la UE Poble Sec con la Federación Catalana de Futbol, Francisco Moraleda Santos «decidió suspender el partido porque, según sus propias palabras, si no lo hacía llegaba tarde a un concierto».

Tras los hechos, el Comité de Disciplina de la Federación Catalana de Futbol abrió una investigación para esclarecer los hechos. En caso de resultar culpable, Moraleda Santos podría ser inhabilitado hasta por un año.