Un jugador del Jédula (Cádiz) de la Primera Andaluza Sénior ha sido sancionado con 47 partidos por, entre otras acciones, agredir a un árbitro asistente en el partido disputado contra el Portuense el pasado 12 de febrero en El Puerto de Santa María, informó la Federación Andaluza de Fútbol (RFAF).

El Comité de Competición Provincial de la RFAF en Cádiz ha impuesto al jugador 40 partidos de suspensión por agredir al árbitro, otros cinco por producirse violentamente en otra acción que no llegó a ser agresión y dos más por desconsideración al colegiado del encuentro.

Asimismo, el Comité ha sancionado al Jédula con la pérdida de un punto en la clasificación por «este hecho de gravedad» y, según la RFAF, «es una prueba más de la firmeza» con la que la federación andaluza «sanciona las acciones violentas y agresiones», «especialmente si tienen como víctima al árbitro del encuentro, con agravantes en casos de racismo, xenofobia y homofobia».