El volante Andrea Pirlo dejó ver su pensamiento sobre el problema que tiene la MLS en cuanto a contratación y la posibilidad de ser una mejor liga en el futuro. Para el jugador, las restricciones en el salario es uno de los grandes inconvenientes de la Major League Soccer.

“El tope salarial es muy bajo para convencer a grandes estrellas de venir aquí. Necesitan desarrollar un sistema liberal en donde se puedan vender y comprar jugadores sin restricciones”.

El italiano es uno de los jugadores mejor pagados de la liga, con 8 millones de dólares por temporada. Salario que es un bajo si lo comparamos con lo que se está pagando en una liga emergente como la China.

“Ahora la competencia es la liga China, pero sin duda, para tratar de equiparar las cargas se debe deshacer cualquier tipo de restricción”.

El tope salarial, que limita solo a tres jugadores a excederlo, se da para que la competencia sea más equitativa y los equipos puedan pelear en igualdad de condiciones, pero ante el boom de los chinos y otras ligas emergentes, la MLS se está encontrando con un problema a la hora de atraer grandes estrellas.