El buen papel de la selección de Islandia en la última Eurocopa, tuvo su eco entre los aficionados de todo el mundo. La gesta de los escandinavos, verdugos de una potencia como Inglaterra en octavos de final (2-1), quedó grabada como uno de los recuerdos del torneo disputado en Francia.

Pero si aquella hazaña del 27 de junio de 2016 causó furor fuera de las fronteras del pequeño país, este fin de semana ha quedado demostrado que su repercusión fue mucho mayor entre sus compatriotas. Este pasado fin de semana, nueve meses después, Islandia registró un número récord de nacimientos.

La alegría que provocó la heroica victoria sobre Inglaterra ha hecho que entre el sábado 25 y el domingo 26 de marzo se batiesen los récords de administración de inyecciones epidurales y los partos en Reikiavik, capital islandesa, según informó la revista local Visir.

«Ásgeir Pétur, médico islandés, anunció esta expansión demográfica sin precedentes, a través de su cuenta oficial de Twitter: ‘Récord nueve meses después de la victoria por 2-1 contra Inglaterra. Y es que se produjo un récord de partos en el Hospital Nacional de Maternidad de Reikiavik, capital de Islandia, un país con poco más de 330.000 habitantes».