El Real Madrid comienza a dar pasos al frente con la clara intención de dar forma a una plantilla que sufrirá varios cambios. Y es que el club de Chamartín comienza a cuadrar las cuentas de un verano que podría ser especialmente intenso en las oficinas del Santiago Bernabéu debido al notable número de entradas y salidas previstas.

 De este modo, las prioridades pasan por cuatro nombres como el arquero David de Gea, cuyo precio es de 60 millones de euros. Junto al internacional también encontramos al joven talento Aarón (18), el central argentino Mateo Musacchio (20) y Eden Hazard, que de concretarse sería el fichaje estrella y por el que habría que pagar 100 millones de euros.

De confirmarse este póker de incorporaciones los blancos deberían desembolsar prácticamente 200 millones de euros. Se trata de una cantidad asumible para las arcas blancas, pues las salidas que se valoran por parte de las altas esferas del club se traducirían incluso en más dinero.

Así, en la rampa de salida se encuentran el portero Keylor Navas (por el que se podrían ingresar alrededor de 15 millones de euros), los laterales Fabio Coentrao (5) y Danilo (25), el internacional colombiano James Rodríguez (80), así como los delanteros Álvaro Morata (70) y Mariano (15). En total 210 millones de euros que podrían convertirse en 260 M€ en caso que Isco no acepte la oferta de renovación  y se opte por su venta en verano. De concretarse el adiós del malagueño, aún quedaría dinero disponible para un último fichaje. Sin duda, planes espectaculares, si bien resta por conocerse si finalmente se concretarán.