Los representantes de la FIFA, acompañados por dos auditores externos de una firma mexicana, se encuentran en Costa Rica buscando documentos y tomando declaraciones para esclarecer cómo el expresidente de la FEDEFÚTBOL, Eduardo Li, se adjudicó dineros correspondientes a la Copa Mundial Femenina Sub-17 del 2014.

Así lo confirmó Juan Carlos Román, quien participó activamente en el certamen global.  Los investigadores entrevistan a unas 14 personas.

«La entrevista es para las personas que trabajamos en el mundial femenino, por lo menos yo estuve en algunas comisiones y al final como administrador del Estadio Nacional. Me preguntaban por la parte logística, cómo funcionaba, las compras grandes para el mundial como infraestructura. Básicamente uno da los por menores de cómo se pasó eso al Comité Ejecutivo. Además cómo hicimos las licitaciones», explicó Román.

Li se declaró culpable de algunos cargos el pasado mes de octubre del 2016. En aquel entonces reconoció que se apropió indebidamente de 90 mil dólares de dinero de la FIFA y del comité organizador local destinados a planificar y llevar a cabo el Mundial femenino Sub 17 en Costa Rica en 2014.

El costarricense, que está bajo libertad condicional en Florida, aceptó haber recibido $ 620.000 de forma indebida por otros conceptos como la cesión de derechos televisivos para la selección de Costa Rica.