Sorpresivamente llegaron  a las oficinas del Tribunal Nacional de Arbitraje del Fútbol (TNAF) un grupo de jugadores integrantes de la selección Sub-23 de Honduras, para interponer una denuncia en contra de la FENAFUTH por incumplimiento en el pago de premios.

Según explicaron los futbolistas, el organismo deportivo aún no les cancela lo acordado por la participación de la Sub-23 en las Olimpiadas Río 2016, donde llegaron a semifinales y quedaron en cuarto lugar.

Casi un año ha pasado desde que terminó la competencia y la FENAFUTH no ha podido hacer efectivo el pago del premio, debido a que atraviesa una crisis financiera desde hace poco más de un año, cuando explotó el escándalo del “FIFA-Gate” en el que se vieron involucrados los dirigentes Alfredo Hawit y Rafael Leonardo Callejas.

Los jugadores Marcelo Pereira, Harold Fonseca, Johnny Palacios y Kevin Álvarez, se hicieron presentes este viernes al TNAF en representación del resto de sus compañeros.

Si bien la competencia olímpica no conlleva premio económico para los atletas participantes, en el caso del fútbol las federaciones ofrecen a sus jugadores un premio por representar al país.