Un curioso hecho se registró en un partido amateur del fútbol brasileño, luego de que una bella modelo oficiara de juez de línea con poleras mojadas.

Se trata de Denise Bueno, quien participó del encuentro entre Desire y Sporting. Ahí, la maniquí dirigió su primer partido oficial tras recibirse de árbitro.

La bella carioca recorrió la banda con un short muy pequeño y una playera blanca que resaltaba sus “atributos” como asistente del silbante central.

Pero la brasileña quiso mostrar más su sensualidad y mientras se hidrataba, aprovechó para mojar intencionalmente su playera.

Incluso algunos jugadores no pudieron evitar “echarse un taco de ojo” mientras se tomaban la foto oficial previa al encuentro.

arbitro 2

arbitro 1