Houston, Estados Unidos

Miles de personas se apostaron este lunes en las calles de Houston (Texas, EE.UU.) a celebrar, junto a sus Astros, el segundo título de campeón de la Serie Mundial que consigue la franquicia.

Los Astros se proclamaron el pasado sábado campeones de la Serie Mundial por segunda vez en su historia, tras imponerse por 4-1 a los Filis de Filadelfia en el estadio Minute Maid Park de Houston, donde conquistaron 4-2 la serie al mejor de los siete partidos.

Vea además: Elche, primer club con dos relevos en el banquillo esta temporada

Desde primeras horas de este lunes, los seguidores de los Astros se situaron alrededor de las avenidas donde desfilaron los nuevos campeones de la Serie Mundial en Houston.

El desfile de los héroes de la ciudad ubicada en el estado de Texas comenzó al mediodía local de este lunes en la intersección de las calles Smith y Preston Street, recorrido que se extendió hasta la calle Taum.

El triunfo de los Astros ha calado tan profundo en la población de Houston que esta vez el recorrido duplicó la distancia del primer título obtenido en 2017, dijo el alcalde la ciudad Sylvester Turner, quien indicó que el desfile de este lunes recibió un mayor el respaldo de la ciudadanía.

La relevancia de este nuevo logro empujó a los Distritos Escolares Independientes de Houston a suspender las actividades educativas, para que sus estudiantes y cuerpo docente asistieran a celebrar junto a sus héroes.

Los jugadores, liderados por el venezolano por la emblemática figura del equipo, como lo es José Altuve, y el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, el dominicano Jeremy Peña, mostraron su algarabía al saludar a sus seguidores desde las carrozas que desfilaban en este glorioso recorrido para un equipo.

Le interesa también: Pedro celebró llamado para el Mundial con propuesta de matrimonio a su pareja (VIDEO)

Las banderas de Venezuela, México, República Dominicana, Honduras, Cuba y Puerto Rico ondearon en medio del desfile, en manos de jugadores como Cristian Javier, Framber Valdez, Luis García, José Urquidy, Yordan Álvarez, Martín Maldonado, Christian Vázquez o Mauricio Dubón, resaltando la presencia del pelotón latino, que fue clave en el éxito de los Astros.

La sonrisa del veterano dirigente Dusty Barker, quien alcanzó su anhelado sueño de conquistar la Serie Mundial, iluminaba el camino de los jugadores que guió durante toda la temporada en las Grandes Ligas.

La reivindicación en el Clásico de Otoño del veterano as Justin Verlander, quien levantó con fuerza el trofeo de campeones ante la algarabía del publico, se hizo presente en este escenario de celebración.

La fiesta en Houston también estuvo adornada por la presencia del propietario de los Astros, Jim Crane, desde donde parte esta historia de éxito, y la del fan número uno de los siderales, Jim McIngvale, mejor conocido como ‘Mattress Mack’, quien ganó 75 millones de dólares luego de apostar a su triunfo a inicios de temporada.

Con esta nueva victoria y corona, los Astros esperan haber dado respuesta a aquellos que cuestionaron su triunfo de 2017, debido al escándalo de robo de señas que los rodeó y han devuelto ante los ojos de sus seguidores la dignidad y el respeto a la ciudad de Houston.