Nápoles, Italia

El Nápoles venció 3-2 al Udinese (8º) y llevó a once su racha de victorias consecutivas, por lo que el líder indiscutible de la Serie A se asegura pasar el parón mundialista con al menos ocho puntos de ventaja sobre sus perseguidores.

Los jugadores del Udinese mostraron más iniciativa al principio del partido, pero el Nápoles tomó el control gracias a un cabezazo picado del nigeriano Victor Osimhen (15).

A los 23 minutos el español del Udinese Gerard Deulofeu se retiró entre lágrimas con una lesión en su rodilla izquierda y en el 31 el polaco Piotr Zielinski coronó un contraataque para hacer el 2-0 con un gran disparo.

Vea además: Rick Karsdorp pide explicaciones a Mourinho

Al regreso de los vestuarios los jugadores del Udinese tuvieron dos ocasiones para acercarse y en el 58 el macedonio Elif Elmas parecía poner fin a sus esperanzas con el tercer tanto local, después de una finta y un disparo al primer palo.

Al final del partido los jugadores dirigidos por Andrea Sottil encadenaron dos tantos, obra del también macedonio Ilija Nestorovski (79) y del alemán Lazar Samardzic (82) para provocar los sudores fríos en el estadio Diego Armando Maradona.

Gracias a su sufrida victoria los jugadores de Luciano Spalletti terminan la primera parte del campeonato, marcado por el parón mundialista (20 noviembre-18 diciembre), con un ritmo infernal.

Le interesa también: Tottenham remonta en un partidazo al Leeds United

Incluso en caso de ganar, sus principales rivales -Lazio y Milan, ambos a 11 puntos- se quedarán a ocho hasta que regrese el campeonato en enero.

El Milan, que se dejó dos puntos igualando ante la Cremonese en la precedente jornada, recibirá el domingo a la Fiorentina.

La Lazio desafía en Turín a la Juventus, cuarta a dos puntos del podio de la Serie A. Este sábado se disputan otros dos partidos, Sampdoria-Lecce y Bolonia-Sassuolo.