Lisboa, Portugal

Sin Cristiano Ronaldo, enfermo y en conflicto abierto con el Manchester United, la selección de Portugal derrotó cómodamente a Nigeria por 4-0 este jueves en Lisboa, la víspera de su viaje a Catar para disputar el Mundial.

La campeona de Europa de 2016 abrió el marcador después de un buen pase en profundidad de Joao Felix para Diogo Dalot, quien tuvo todo el tiempo del mundo para regalar el gol a Bruno Fernandes (9).

El volante del Manchester United dobló la renta al convertir un penal señalado por mano en el área provocada por Bernardo Silva (35).

Vea además: Sin rivales, Gianni Infantino asegura 4 años más al frente de FIFA

Justo después de que Emmanuel Dennis fallase un penal para el combinado africano, Gonçalo Ramos (82) y Joao Mario (84) hicieron el resultado más abultado para la Seleçao.

Portugal debutará en el Mundial el próximo jueves ante Ghana, que había eliminado a Nigeria en el repechaje.

Después del equipo africano, los lusos se medirán en el Grupo H con Uruguay, que la eliminó en octavos de final del Mundial-2018, y después a Corea del Sur.

Le interesa también: ¡Sadio Mané se queda fuera del Mundial!

Aprovechando el parón internacional abierto esta semana, Cristiano Ronaldo concedió una entrevista explosiva en la que afirmó sentirse «traicionado» por los dirigentes del Manchester United y por su entrenador Erik ten Hag, acusándolos de querer apartarlo del club inglés.

Aquejado de una gastroenteritis, el cinco veces ganador del Balón de Oro fue declarado baja para el amistoso del jueves.

En su ausencia, Fernando Santos titularizó una dupla de delanteros formada por André Silva y Joao Félix.