Doha, Catar

Para ganar, primer toca sufrir. Suiza domó a los «Leones Indomables» de Camerún con un triunfo 1-0 en su primer partido en el Mundial de Catar-2022, este jueves en Doha, con un solitario tanto de Breel Embolo, nacido precisamente en ese país africano.

Embolo consiguió el único tanto del partido en el inicio de la segunda parte, en el minuto 48, y Suiza tomó provisionalmente los mandos del grupo G, que completan Brasil y Serbia.

Suiza sumó tres puntos de vital importancia pero en muchos momentos del primer tiempo todo apuntaba a una posible sorpresa de Camerún. Los africanos fueron por el partido desde el primer segundo hasta el punto de ser dueños y señores del juego.

Vea además: Roberto Martínez, el entrenador de Bélgica con más victorias en mundiales

La prueba de ello es que ya desde el minuto 10 pudieron ponerse por delante gracias a un disparo de Mbeumo que despejó Sommer y posteriormente Ekambi mandó el balón a las nubes.

Tan solo cinco minutos después, la selección africana protagonizó otra clara ocasión de gol. Akanji falló un mano a mano ante un Sommer que fue el hombre del partido. Al filo de la primera media hora de juego Choupo-Moting regaló a Hongla una clara ocasión de gol, pero una vez más Sommer salvó a los suyos.

El descanso fue lo mejor que le podía pasar a Suiza. Pocos saben lo que pasó en el vestuario, pero lo cierto es que saltaron al campo con una mentalidad diferente.

A los dos minutos hicieron el primer gol que nació de las botas de Embolo tras rematar un centro muy preciso de Shaqiri. Curiosamente, el autor del gol nació en Camerún y no quiso celebrar el tanto por respeto.

Le interesa también: Ferran Torres dedica sus goles a la hija de Luis Enrique, técnico de España

Ese gol inaugural cambió el encuentro. Suiza fue a buscar el segundo y Camerún se replegó atrás intentando sorprender a la contra en alguna jugada puntual.

Cuando se cumplía el minuto 20 del segundo tiempo, Widmer asistía a Rubén Vargas que probaba fortuna, pero Onana estaba muy atento. Al filo del minuto 85, Suiza volvió a tener otra ocasión clara tras una serie de rechaces conjuntos, pero ahí estaba Castelletto para salvar a su equipo. El resto del partido estuvo marcado por el gran dominio de los suizos, pero sin demasiadas ocasiones.

Camerún empieza con mal pie su octavo Mundial, aunque es cierto que su presencia ha sido regular desde 2002. A los africanos se les complica y mucho estar en la siguiente ronda, además el Grupo no es nada fácil con Brasil y Serbia. Por su parte, Suiza da un golpe sobre la mesa y se postula como candidata para plantar cara a los brasileños.