Doha, Catar

La primera tarjeta roja del Mundial de Qatar 2022 se mostró en el inicio de la segunda fecha y sucedió en el encuentro entre Irán y  Gales por el grupo B. El guardameta Wayne Hennessey dejó a los «Dragones» con 10 hombres debido una violenta salida contra el atacante iraní Mehdi Taremi, durante la victoria del «Equipo Melli» por 2-0.

Con el 0-0 inicial todavía en el marcador, y cuando se jugaban los 86 minutos, el guardameta del Nottingham Forest salió con mucha fuerza fuera del área e impacto con el futbolista iraní, que gozaba de una buena ocasión de gol. Al instante, el árbitro mostró la tarjeta amarilla, sin embargo, fue llamado por el VAR para revisar la jugada.

Vea además: ¡Preocupación en Brasil! Así luce el tobillo de Neymar tras el partido ante Serbia

Tras observar con detalle en la pantalla, el juez consideró agresión por lo que le sacó la roja al guardameta. El director técnico Rob Page replanteó su equipo y entró Danny Ward en el arco, pero tuvo que retirar a Aaron Ramsey.

En la recta final del encuentro y con superioridad numérica, Irán logró reflejar en el marcador la superioridad que demostró a lo largo de todo el partido con goles de Roozbeh Cheshmi (90+8) y Ramin Rezaeian (90+11) para el 2-0, que mantiene con vida al elenco asiático en el grupo B del Mundial 2022.

Le interesa también: El PSG podría cambiar de estadio, valora comprar el Stade de France

Hubo que esperar al 17º partido del torneo de este Mundial para ver a un árbitro sacar una tarjeta roja. Se trata de un récord desde 1982, cuando hubo que esperar al 32º partido. Las tarjetas rojas fueron introducidas a partir del Mundial de 1970.