Doha, Catar

Lionel Messi, autor del primer gol en la victoria 2-0 de Argentina sobre México que mantiene viva a la ‘Albiceleste’ en Catar-2022, se felicitó por la reacción de su equipo tras la derrota en el debut contra Arabia Saudita (2-1) y consideró que el resultado da ahora «tranquilidad».

«Esto es un descargo para todo el vestuario, una alegría. Da tranquilidad depender de nosotros», celebró Messi en una conferencia de prensa en el estadio de Lusail, tras ser elegido el mejor del partido.

Messi admitió que los últimos días no habían sido fáciles, después de perder 2-1 en el debut ante Arabia Saudita. Una derrota ante México hubiera eliminado a Argentina del Mundial.

Vea además: Scaloni tras vencer a México: «Quien no se sienta identificado, no quiere a la Selección Argentina»

«La verdad es que lo vivimos con mucha bronca estos días, por el resultado que tuvimos, por iniciar el Mundial perdiendo. No lo esperábamos. Se hicieron largos los días, teníamos ganas de volver a tener la oportunidad de cambiar la situación. El de hoy era un partido límite», admitió.

«Mi gol hoy cambió el partido. La situación entonces te lleva a defender el resultado, teníamos la necesidad de ganar, pero bueno, era un partido que había que sacar adelante para tranquilidad de todos, para volver a empezar y para volver a ser lo que somos nosotros desde hace tiempo y afrontar el partido de Polonia de la mejor manera. El golazo de Enzo ya terminó el partido», añadió.

Antes de su intervención en conferencia de prensa, Messi había hablado para la televisión argentina TyC Sports.

Le interesa: Messi igualó a Maradona como argentino con más partidos en Mundiales

«No quedaba otra, había que ganar para depender de nosotros. Era un partido complicado para levantarlo, porque México juega bien, tiene un gran técnico, sabe manejar la pelota, nos costó mucho. El primer tiempo lo jugamos con intensidad y en el segundo nos calmamos y volvimos a ser nosotros», declaró entonces el ’10’.

El astro del París SG, no obstante, recordó que su equipo aún no está clasificado: «No podemos bajar los brazos ahora. Tenemos todas finales por jugar, no podemos errar».

«Todos jugamos el partido como teníamos que hacerlo. Estábamos obligados a sacarlo adelante y es difícil jugar en esas condiciones, pero tanto los que iniciamos como los que entraron respondieron. Falta otro partido, nos acomodamos pero falta».

Tras el mal debut, la victoria parecía obligatoria para levantar el ánimo.

Lea también: Argentina vence 2-0 a México y se pone en carrera en el Mundial

«Nos costó el primer partido. Hay chicos que jugaban su primer partido en un Mundial. No es excusa, pero no salimos como teníamos que salir. Así y todo fueron dos jugadas aisladas y nosotros tuvimos muchas jugadas que no entraron por centímetros».

«Sabíamos que hoy había que ganar, que arrancaba otro Mundial para nosotros, y lo supimos hacer (…) No podemos bajar los brazos ahora, no podíamos errar», insistió.

Sobre la respuesta del público argentino, muy presente en el majestuoso estadio de Lusail, Messi comentó: «A la gente le decimos que confíe, que vamos a cumplir. Sabíamos que la respuesta de la gente iba a ser así, y cumplimos. Llevamos mucho tiempo de la mano de la gente y conseguimos juntos cosas lindas». (Tomado de AFP).