Doha, Catar

La selección de Francia venció a Dinamarca 2-1 y logra la clasificación para octavos del Mundial de Qatar a falta de una jornada. A pesar de la resistencia de los nórdicos, e incluso ocasiones de dar la sorpresa en la segunda parte, la vigente campeona salió victoriosa del Estadio 974 gracias a un doblete de su principal estrella: Kylian Mbappè.

Los campeones vigentes del mundo  iniciaron manejando completamente la manija del duelo y con las principales chances de peligro. Con 15’ en el reloj ya habían intentado romper a la defensa danesa Ousmane Dembélé, Adrien Rabiot, Raphaël Varane y Olivier Giroud. Los francés tenían varias armas para acercarse al arco danés.

Vea además: Piden deportar del Mundial a jugador argentino acusado de abuso sexual

La segunda mitad tuvo nuevamente a «Les Bleus» manejando el trámite del partido y con las opciones más claras. A los 56’ Mbappé otra vez fue protagonista al irse en velocidad por la izquierda y sacar un disparo que Schmeichel estuvo atento para mandar al tiro de esquina. Tras cartón Antoine Griezmann intentó con un remate que se fue muy arriba.

Así las cosas por fin llegó el gol de Francia a los 60’ por medio de Mbappé, quien armó una maravillosa pared con Theo Hernández por la izquierda para sacar un remate que dejó sin reacción a Schmeichel tras un rebote en su defensor. Un golazo de contra que para 1-0 de los de Didier Deschamps.

Pese al dominio casi absoluto de Francia, su ventaja no duraría mucho, ya que a los 66’ cayó el empate danés tras un cabezazo de Andreas Christensen que sorprendió a la defensa gala luego de un pivoteo previo de Joachim Andersen. Sorpresivo 1-1 en el marcador.

Le interesa también: Polonia vence 2-0 a Arabia Saudita y pone un pie en octavos

El partidazo no paraba y a los 80’ se animó Adrien Rabiot con una tijera que se por poco elevado. Tras cartón se acercó Dinamarca con un disparo de Martin Braithwaite que se fue a centímetros del palo derecho de Llores.

La tarde no estaba para empates y así lo entendió Mbappé, quien a los 86’ conectó casi con el muslo el centro de Antoine Griezmann para anotar el 2-1 definitivo en el marcador, devolviéndole la ventaja a Francia y dándole tres valiosos puntos en el Grupo D del mundial.