Olancho, Honduras

Finalizado el partido entre Olancho FC y Marathón donde los locales no pudieron clasificar a semifinales del torneo Apertura 2022 de la Liga Nacional, se armó un zafarrancho en el estadio Juan Ramón Brevé Vargas de Juticalpa.

Según versiones todo inició cuando al finalizar el partido el entrenador Manuel Keosseián se acercó al presidente de los Potros, Samuel García, y tuvo una discusión y el directivo agredió al técnico uruguayo de 69 años.

Vea además: Marathón elimina al Olancho FC y clasifica a semifinales

El dirigente supuestamente golpeó al entrenador que llevó a reaccionar a su asistente Juan Pablo Real, quien también fue agredido por un colaborador del club olanchano, ya que los golpes se trasladaron hasta la cancha y llegaron los futbolistas de ambos clubes para interceder, pero fue aquí que se armó el zafarrancho.

 

Elementos de la Policía Nacional y jugadores intentaron calmar a los enardecidos dirigentes, ante el asombro de los espectadores presentes en las graderías.

Tras los violentos sucesos la directiva de Marathón lamentó la violencia e informó de la agresión que sufrió el entrenador Manuel Keosseián y sus asistentes Juan Pablo Real y Flavio Chagas. Keosseián aseguró estar bien de salud, solo que no miraba nada ya que perdió sus lentes.

En declaraciones a la emisora HRN, Samuel García, aseguró que mo agredió a Keosseián y que fue el uruguayo quien llegó a burlarse por el triunfo.

Le interesa también: Definidas las semifinales del torneo Apertura 2022

“Al terminar el partido Keosseián me fue a decir que desde el inicio del partido ya estábamos eliminados, y me dio una cachetada. A nosotros los árbitros nos viene perjudicando desde antes».

El dirigente también cargó fuertemente con la Liga Nacional y con su patrocinador principal Betcris. «La mafia del Betcris es la que controla el fútbol, es una gran mafia esa casa de apuestas, porque al no ganar Olancho FC ellos se quedan con las apuestas. Vamos a regresar el dinero recibido por parte de patrocinio”, aseguró García.

Con los actos de violencia el Olancho FC podrá recibir un fuerte castigo por parte de la Comisión de Disciplina de la Liga Nacional.