Florentino Pérez dirige con autoridad la presidencia del Real Madrid pero puede tener un rival en el futuro. El tenista Rafael Nadal se ha dejado querer en un futuro como el presidente del equipo español.

“Nunca se sabe lo que puede pasar. Todo el mundo sabe que soy un apasionado del fútbol y el Real Madrid es mi equipo. Hablar de eso ahora es una utopía, pero si me lo preguntas, claro que me gustaría ser presidente”.

Unas palabras que refrendan la pasión del balear por el equipo blanco, al que acude a ver al Bernabéu cada vez que su apretado calendario se lo permite.