La Conmebol no cedió esta vez al pedido de uno de los finalistas de la Copa Sudamericana y le dijo “No” al requerimiento del Chapecoense de dejar que sea Atlético Nacional quien dispute la Suruga Bank ante el campeón japonés a modo de retribución por el gesto del Verde de cederle el título sudamericano y para alivianar además el apretado calendario que debe afrontar este año.

No obstante, la máxima entidad del fútbol sudamericano no quiso apartarse del reglamento y dispuso que efectivamente el equipo de Santa Catarina sea quien deba representar al continente el 15 de agosto en Saitama ante Urawa Red Diamonds. Se viene un largo viaje para Chape, con la posibilidad latente de sumar su segunda conquista internacional.