Es imposible no ponerse a bailar cuando suena el el éxito de Luis Fonsi y Daddy Yankee, “Despacito”. Es que su pegajoso ritmo ha situado la canción como la más escuchada en el planeta.

El mundo del deporte no ha quedado ajeno a este fenómeno y así lo dejó ver el tenista argentino Juan Martín del Potro, quien en el master 1000 de Roma sorprendió a todo el público bailando el tema.

En uno de los descansos del duelo frente al británico Kyle Edmund, el trasandino se dejó llevar por el ritmo de la canción que sonaba a todo volumen por los altavoces de la pista en la que jugaba y, ni corto ni perezoso, se puso a bailar demostrando que además del tenis también tiene ritmo.

Más allá de su performance, Del Potro terminó imponiéndose en dos sets (7-5 y 6-4) y logró meterse en octavos de final del certamen italiano.