Gianluigi Donnarumma ya ha sufrido  la ira de la afición por el simple hecho de no querer renovar con el Milan

Polonia.

La actuación de algunos seguidores del Milan dirigida al guardameta Gianluigi Donnarumma en el encuentro del Europeo Sub-21 entre Italia y Dinamarca sigue dando de qué hablar.

El juvenil portero vio como su portería se llenaba de billetes falsos de dólar. Además en la grada colgaron una pancartas con el juego de palabras “Dollarumma”. Durante el partido escuchó  constantes silbidos cada vez que tocaba la pelota. La cara del aún portero ‘rossonero’ era un poema.

Y es que su deseo de no renovar contrato con el Milan (vence el 30 de junio del 201), a pesar de la oferta millonaria que le ofreció el club lombardo, no ha sentado nada bien a los “tifosis”, que le recriminan que no quiera seguir en las filas del equipo, ganador de 7 Champions League, por motivos económicos.

Vea además: Diario español asegura que Cristiano “traicionó” al Madrid

No es el primer jugador repudiado por la grada. Recordemos la marcha de Iker Casillas del Real Madrid porque un sector del público entendió que era un lastre para el equipo. O casos como los de Fernando Llorente, Javi Martínez o Kun Agüero. Eso por no recordar a Míchel o Luis Figo, cuando volvió al Camp Nou.

El joven de 18 años que ha deslumbrado al mundo por sus grandes actuaciones será el posible arquero del Real Madrid en julio de 2018. Él sabe que si se marcha, en el Milan nunca le perdonarán este desplante de juventud. Aunque el mundo del fútbol está plagado de sorpresas y se da la vuelta a situaciones que parecían inamovibles.