El buen momento del equipo ceibeño no se puede esconder, es el líder del torneo junto al Olimpia

Por Selvin Pineda

San Pedro Sula, Honduras

El Vida de La Ceiba no cree en nadie y mañana buscará ganarle a Motagua en casa, para ratificar el buen momento que pasa el equipo dirigido por Raúl Martínez Sambulá.

Los números avalan este buen momento futbolístico. Un empate 0-0 de visita ante Marathón, goleada 3-0 al Juticalpa en casa y una victoria al Real Minas 2-0.

Desde el 2011 los “cocoteros” no tenían un arranque tan buen en la Liga. Ese año en sus primeros tres partidos derrotaron al Deportes Savio, Real España y su entonces vecino Victoria.

Vea además: Mauro Reyes: “Tenemos equipo para darle la batalla al Real España”

Hubo entrenador del ámbito nacional que le dijeron no al Vida, por falta de presupuesto y buenos futbolistas para encarar el presente torneo.

“Muchos técnicos no aceptaron el reto, lógico no querían agarrar una papa caliente. Personalmente me gustan los retos, amo al Vida y a La Ceiba, y el equipo merece ser protagonista en la Liga”, dijo Sambulá.

Con su morada seria, el exdefensa central del Olimpia, Victoria, Tamaulipas de México y la Selección Nacional, es muy categórico en sus declaraciones a los medios de comunicación, al expresar que esto apenas empieza.

“Lo que quiero evitar es que mis jugadores se agranden por los buenos resultados obtenidos en las primeras tres fechas. Esto recién comienza, les repito a los jugadores que no hay que cazar la liebre, sin antes tenerla”.

Le interesa también: Messi renuncia a la selección de Argentina temporalmente

Sambulá agregó: “queremos mantener al Vida en esa posición, que no sea una llamarada de tuza, hay que demostrar ante los grandes que lo nuestro no es pura casualidad, que es en base a un arduo trabajo”.

La afición ceibeña hoy más que nunca debe apoyar al Vida llenando el estadio, porque el equipo espera noquear a un Motagua que viene de derrotar al Real España 1-0.

Sambulá espera reafirmar ese buen momento ganando, escalando en la tabla para llegar muy lejos en el presente campeonato. El primer objetivo es clasificar a la liguilla.