El empresario y dirigente deportivo hondureño fue detenido el 29 de junio de 2018Estados Unidos y se declarará culpable en una corte de Nueva Orleans

Estados Unidos

El presidente de un club de fútbol hondureño cuyo negocio tiene oficinas en Nueva Orleans se declarará culpable de los cargos que tramó ilegalmente para elevar el costo del envío de carga desde los Estados Unidos a varios lugares, incluyendo a Honduras.

Los registros judiciales muestran que Roberto Dip y uno de sus empleados, Jason Handal, tienen la intención de admitir las faltas enunciadas en un informe de cuatro páginas de información que los fiscales presentaron contra el par el mes pasado.

Según los registros, Dip y Handal resolverán su caso en el tribunal federal de Miami, donde fueron arrestados inicialmente el 29 de junio por acusaciones de violar las leyes antimonopolio, en lugar de en Nueva Orleans, donde se presentaron los documentos judiciales.

Vea además: Keylor Navas dejará el Real Madrid

No está claro qué tipo de castigo pueden enfrentar los dos. Podrían haber enfrentado hasta 10 años en prisión, así como una multa de $ 1 millón si hubieran sido condenados en el juicio. Pero los acusados ​​suelen recibir castigos que son más ligeros que el máximo si se declaran antes de eso.

En el momento de su arresto, Dip era concejal de la ciudad de La Ceiba, Honduras. También fue presidente de un equipo con sede en La Ceiba que compite en la liga de fútbol profesional de primera división de Honduras, Club Deportivo y Vida Social. El equipo es propiedad de la compañía naviera Dip.

Según los federales, Dip y los jefes de otras organizaciones se reunieron en San Pedro Sula, Honduras, en marzo de 2014, para concretar un acuerdo para aumentar los precios que sus empresas cobraban a los clientes con sede en los Estados Unidos para enviar carga.

El gobierno estadounidense considera que los acuerdos son malos para los consumidores y están prohibidos por la ley federal.

Le interesa: Roger Espinoza felicita al Platense tras coronarse campeón de Copa Presidente

No obstante, los federales alegaron que Dip, Handal y otros enviaron correos electrónicos de seguimiento que demostraban que implementaron el acuerdo, y un comunicado instó a las compañías a poner fin a las “guerras de precios injustificadas” entre ellas.

Dip fue acusado de escribir un correo electrónico que describía explícitamente el pacto como ilícito e instruyó a los empleados como Handal a tener cuidado de no dejar evidencia.

“Las leyes antimonopolio … penalizan a las empresas que se confabulan para fijar los precios de un producto o servicio”, dijo ese correo electrónico, que fue capturado por los investigadores. “Así que nada aparece por escrito”.

Un correo electrónico que implicaba a Handal sugirió que el acuerdo se mantuvo hasta al menos en marzo de 2015. En ese mensaje, Handal escribió que los precios establecidos un año antes seguían vigentes, manteniendo “el mismo nivel de competencia”.

Lea además: Mateo Yibrín exige a los jugadores españolistas se disculpen con su afición

Las grabaciones de audio, además de los correos electrónicos, finalmente terminaron en manos de un agente del FBI con sede en Nueva Orleans. Los registros indicaron que el agente obtuvo una orden para arrestar tanto a Dip como a Handal como parte de una investigación más amplia sobre acuerdos “colusivos” que involucran a compañías responsables de Honduras-EE. UU. Los envíos de carga, aunque no se han publicado los detalles completos.

Aparte de sus oficinas locales, la compañía de transporte de carga Dip también tenía sucursales en Baton Rouge y Miami. Desarrolló una reputación como confiable y en un momento mereció elogios del gobierno federal: una carta de 2013 de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos elogió a la empresa Dip por usar su equipo de rayos X para ayudar a las autoridades a confiscar armas y municiones.

Pero, en una declaración emitida después de su arresto, Dip explicó que los costos operacionales en Honduras se habían disparado, lo que llevó a la reunión de 2014 a la que se hacía referencia en documentos judiciales. Su declaración agregó que un rival de negocios no especificado había reportado la reunión a los federales de “mala fe” con la esperanza de destruir la compañía de Dip.

Vea: Martín “Tato” García anuncia su salida del Real España

El equipo de fútbol de Dip parecía haber estado en una situación financiera antes de su arresto. Dijo que estaba preocupado por poder pagar los salarios de sus jugadores e incluso se había preguntado públicamente si los gobiernos locales y nacionales podrían ayudarlo.

Después de la caída de Dip, los resultados de Vida en el campo han sido pobres. A partir del jueves, el club estaba en tercer lugar, habiendo ganado solo tres de sus 17 partidos esta temporada.

Tal vez anticipando tiempos difíciles, en el mismo día del arresto de Dip, Vida propuso suspender una regla que requiere que el equipo con el peor desempeño de la liga hondureña sea degradado a la segunda división. La propuesta fracasó. (Tomado de The New Orleand Advocate).