el boxeador estadounidense volvió a demostrar su poderío arriba de un cuadrilátero contra un rival que parecía oponer resistencia a pesar de no ser boxeador

Japón

A falta de pocos minutos para el comienzo del año 2019 en Japón, Floyd Mayweather volvió a dar una muestra de su poderío y se impuso por nocaut ante el local Tenshin Nasukawa en una pelea exhibición.

La velada tuvo varios detalles acordes a la extravagancia del boxeador estadounidense, quien puso en vilo a los espectadores al presentarse al combate casi tres horas más tarde del horario acordado.

Vea además: Julio César “Rambo” de León ya tiene equipo para 2019

Mayweather caminó hacia el ring con un barbijo en su rostro, el cual se quitó al subirse al ring. Una vez en el cuadrilatero, y en un pasaje de la extensa presentación, ambos púgiles recibieron ramos de flores por parte de la organización.

La sorpresa más grande fue la pelea en sí. A pesar de que no había ningún título en juego y de que se trataba de un combate de exhibición, ‘Money’ fue contundente y noqueó a su rival en el primer round.

En sus primeros movimientos pareció hacer honor al mote de “amistoso” del cruce con sonrisas y movimientos poco ortodoxos, pero de repente su actitud se volvió súper ofensiva y liquidó el pleito en escasos segundos.

Le interesa también: Lewandowski contempla terminar su carrera en el Bayern Munich

El estadounidense coronó su actuación con un “bailecito” sobre el ring, mientras su rival rompió en un llanto desolador. Nasukawa no pudo ocultar su enorme decepción y todo su equipo se acercó a contenerlo.

Por esos escasos segundos sobre el ring, Mayweather acordó el pago de 77 millones de euros ( 88,2 millones de dólares).

nbsp;