El boxeador estadounidense cargó contra el luchador irlandés después de que este dijese que golpeó a un miembro de la mafia irlandesa

Nueva York, Estados Unidos

Conor McGregor empezó el año 2018 mandando un reto a Floyd Mayweather y Khabib Nurmagomedov para pelear contra ellos. Mientras que el ruso respondió al instante cada provocación, Mayweather decidió mantenerse al margen… hasta este miércoles, cuando volvió a lanzar un nuevo dardo al luchador irlandés.

Mayweather subió a su cuenta una imagen en la que se leía el titular “Conor McGregor presuntamente golpeó a un miembro de la mafia irlandesa y podrían pagar 900.000 euros por su cabeza”, sobre la noticia aparecida a finales de noviembre de que McGregor habría golpeado a un miembro del clan de los Kinahan, el más peligroso de Irlanda, durante una pelea en un bar. Mayweather añadió el añadió el siguiente comentario junto al titular: “Ya te jodí yo en 2017 (por su victoria en el combate entre ambos en Las Vegas el pasado mes de agosto), ahora ellos (la mafia) te joderán en 2018. Estás a punto de empezar el año con una explosión”. La respuesta de McGregor no se hizo esperar y respondió a ‘Money’ con un contundente “Yo soy la mafia”.

Te puede interesar: Nuevas acusaciones hacia Lance Armstrong

El pique continuó en sus cuentas de Instagram. Mayweather subió una foto de la velada en la que aparece golpeando a McGregor con el comentario “Violaste y te lo demostraré”, a lo que McGregor respondió con una imagen de Mayweather agachado llevándose las manos a la cabeza en pleno combate tras un golpe del irlandés junto al comentario “Viola estas pelotas”

Las provocaciones de Mayweather no se quedaron ahí, ya que subió una foto en la que el púgil golpeaba a McGregor en la cara con el comentario “Por favor, ¿alguien me puede dar un titular?”. Mayweather terminó su provocación hacia McGregor con una foto suya posando con la bandera de Irlanda y el mensaje. “El nuevo rey de Irlanda. Dadme sólo 28 minutos”. Habrá que esperar para ver si Mayweather y McGregor se enfrentan de nuevo sobre un ring de boxeo, o si por el contrario habrá revancha sobre el octágono de la UFC.