El volante del Chelsea se relaja en la playa para olvidarse que en Rusia se disputará el Mundial

España

Cesc Fábregas se olvida del desaire de Julen Lotepegui de no convocarlo para el Mundial de Rusia. El jugador se relaja en un yate de lujo en la playa con su impresionante esposa Daniella Semaan.

Lejos de vivir con angustia el ver desde lejos la Copa del Mundo, el volante del Chelsea de Inglaterra se retiró hacia una playa paradisiaca en compañía de su bella mujer.

Vea además: Cesc Fábregas se tomó con humor la destitución de Lopetegui

La pareja se encuentra en Ibiza celebrando su luna de miel con sus hijos y unos amigos. Contrajeron matrimonio en mayo, pero llevaban siete años juntos y tienen tres hijos en común: Lia, Capri y Leonardo, junto con otros dos de un matrimonio anterior de ella.

Mostrando un físico espectacular, Daniella, de 43 años, acaparó las miradas en la playa. Llevaba una prenda de baño debajo de un top y unos pantalones cortos, que definió como “minúsculo bikini azul”.

Le interesa también: El gato Aquiles predice la victoria de Rusia en el partido inaugural

El escaso conjunto dejó a la vista los tatuajes que tiene la libanesa en sus brazos y estómago.