La estrella de Australia dijo sentirse genial para jugar el segundo partido del repechaje frente a Honduras

Australia

Tim Cahill se ha recuperado de su lesión en el tobillo y se declaró en condiciones de jugar el miércoles ante Honduras en Sydney. El partido decisivo de la repesca intercontinental otorgará al ganador un boleto al Mundial de Rusia.

La estrella de los Soccerros no tuvo participación en San Pedro Sula por una lesión sufrida en el tobillo derecho en un partido con su equipo, el Melbourne City. Pero ahora tratará de ayudar a su selección a clasificar a la Copa del Mundo.

Vea además: Chelsea prepara una fortuna para fichar a Mauro Icardi

El atacante, pese a la lesión, llegó a Honduras, pero no fue utilizado por el entrenador Ange Postecoglou, en el empate 0-0 del primer duelo. Ha recibido tratamiento de forma constante. Incluso en el avión de vuelta a Sydney fue tratado por los fisioterapeutas de la selección, que instalaron una camilla en la aeronave.

Más de una semana después de la lesión, se declaró ante los periodistas en condiciones y preparado para el encuentro. “Me siento genial. Si hubiera tenido que jugar en Honduras podría haberlo hecho. De eso se trata, de arriesgar y sacrificarse”.

Cahill es consciente de lo que se juega el próximo miércoles contra Honduras: “Tenemos una gran oportunidad de clasificar a Australia al Mundial por cuarta ocasión de forma consecutiva”.

Le interesa también: Batistuta; “Me dolió que Messi superara mi récord con Argentina”

Además, pidió a los aficionados que acudan al ANZ Stadium de Sydney el máximo apoyo posible. También exigió respeto a Honduras, el mismo que recibieron en la ida.

“Crédito a Honduras, especialmente con el Himno Nacional. espero que podamos devolverles el respeto que su país tuvo con nosotros”. Su vuelta al equipo australiano podría coincidir con las de Mathew Leckie (Hertha Berlín), Robbie Kruse (Liaoning) y Mark Milligan (Baniyas), que no jugaron la ida. El primero baja en la ida por lesión y los otros por sanción.