Se cosecho una mala eliminatoria, se sembró la eliminación del Mundial

Tegucigalpa, Honduras

Nunca será fácil para nosotros aceptar que Honduras no forma parte de un Mundial, cuesta mucho, duele y nos llena los días de amargura… nos consolamos con apoyar a los grandes como Brasil y Alemania y nos engañamos mas esta vez diciendo “Si Italia no paso menos Honduras”.

Pero la verdad va mas alla de lo anterior mencionado, Honduras no ira a Rusia desde el dia 1 de Jorge Luis Pinto al frente del equipo, no solo por el sino por muchos factores que marcaron este proceso defectuoso del colombiano al frente de la H, estas son las claves:

1. Falta de empatia entre tecnico y equipo

Como mencione anteriormente, desde el día 1 las cosas no se fueron dando, ya en el primer entrenamiento muchos jugadores notaron la exigencia y se quejaron de la misma, lo que nos da a entender dos cosas; Pinto no estaba acostumbrado a jugadores poco exigidos y los jugadores a un técnico tan exigente, cortocircuito evidente.

Graduado en escuela alemana, para el Profe Pinto la disciplina es fundamental, una característica que nunca se ha tenido en nuestro futbol y que no parece que tendremos en el futuro con o  sin Pinto.

Existe al son de hoy una falta total de comunicación y digámoslo como debe ser, hay jugadores que no agradan a Pinto y a esos jugadores Pinto tampoco les agrada, es como un huracán negativo que se fue haciendo más grande en cada convocatoria donde un jugador no quería venir a representar al equipo, existe una ruptura en el vestuario de la H que se hizo cada vez mayor.

2. Nunca hubo líderes dentro y fuera del campo

Carlos Pavon, Samuel Cabellero, Amado Guevara, Ivan Guerrero… todos los anteriores son lideres, todos fueron capitanes en equipos y selecciones y todos pesaron de forma positiva en la H, hoy no podemos decir lo mismo, hoy no existen lideres en Honduras, no hay pesos pesados, porque ni Maynor Figueroa, ni Emilio Izaguirre, ni Donis Escober entre otros son jefes de un vestuario, fueron elegidos capitanes por antiguedad mas que por jerarquia, porque no la tienen y eso en un equipo de futbol es tan importante como la tactica en si.

3. La ideología futbolística de Pinto no encaja con el futbol hondureño

Históricamente nuestra selección ha tenido un esquema que se adapta a la perfección al biotipo del futbolista que tenemos, el 4-4-2 es por inercia y al paso de los años el sistema que más ha resultado, con el 5-2-3 de Pinto perdimos vértigo y velocidad, no somos un equipo tan técnico para en dos toques llegar al área rival como ese esquema obliga, no ganamos desborde que es una cualidad innata de nuestro futbol y nos volvemos predecibles, Pinto se equivocó queriendo imponer ese esquema y se equivocó mas no modificándolo con el paso de los partidos.

4.Falta de compromiso de muchos seleccionados

Producto de la mala relación entre Pinto y los jugadores, existieron jugadores que no quisieron formar parte de este proceso en la mayoría de los partidos… casos como el de Roger Espinoza, Noel Valladares, Andy Najar, Jerry Bengtson públicamente declararon que no entendían los conceptos de Pinto, ni su manera de pensar ni su manera de trabajar y entre supuestas lesiones y problemas personales le dijeron que no a la H varias veces, Don Jorge Luis lo supo y los borro totalmente de sus listas y con justa razón para ser muy sincero, yo tampoco querría en mi equipo a mercenarios que no quieren trabajar y que solo velan por sus propios intereses.

CONCLUSIÓN

Cuatro puntos claves y muy claros que demuestran un malestar general y con mucho tiempo de estar latentes en el seno de la selección, no solo es culpa de Pinto al que más se señala, los jugadores también pusieron su granito de arena para este acabose, hubo una mala gestión de todas las partes que termino con una eliminación que le robo la ilusión a muchos de ir a Rusia 2018 casi de manera literal, ahora tenemos que dejar que la marea pase y en frio sentarse con Pinto pidiéndole un informe de este proceso, escuchar las razones que considera del fracaso y señarle también sus errores y así decidir si continua o si buscamos un reemplazo… hay mucho trabajo que hacer en la H y lamentablemente existe tiempo de sobra en la agenda.