El jugador se escapa a su país para olvidarse de la acusación en su contra por supuesta violación

Lisboa, Portugal

Cristiano Ronaldo y su novia Georgina Rodríguez se han refugiado en Lisboa en este momento complicado para el futbolista, que ha sido acusado de violación por una modelo estadounidense.

El jugador de la Juventus aprovechó el receso del campeonato italiano por los partidos de selecciones para viajar a su país natal. Y como siempre no pasó desapercibido para los fotógrafos. Fue retratado en el bar de un hotel junto a su pareja, imágenes que fueron publicadas este día por medios locales.

Vea además: Messi tendrá su propio espectáculo en el Cirque du Soleil

Además, según el diario luso “Correio da Manhã”, Cristiano se reunió con sus abogados para abordar la denuncia que ha presentado contra él la modelo Kathryn Mayorga por una presunta violación ocurrida en el verano de 2009 en Las Vegas, Estados Unidos.

CR7 negó los hechos en varios mensajes publicados en sus redes sociales. El delantero no está concentrado con la selección de Portugal porque acordó con el seleccionador Fernando Santos, y con el presidente de la Federación Portuguesa de Fútbol, Fernando Gomes, que lo mejor en este momento era que se quedase fuera de la convocatoria.