Sterling se tropezó solo, pero el árbitro sancionó falta en el área grande y Gabriel Jesús convirtió el gol desde los doce pasos

Inglaterra

Un insólito hecho ocurrió en el partido entre Manchester City y Shakhtar Donetsk, por la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El equipo de Pep Guardiola ganaba por la mínima diferencia cuando llegó un fallo increíble en el área. Se jugaba el minuto 22 cuando Raheem Sterling ingresó al área con el balón dominado. Los ingleses atacaban y buscaban alargar la diferencia, que ya era de 1-0 tras el gol de David Silva, a los 13 minutos.

Vea además: Coutinho se lesiona y estará de baja entre dos y tres semanas

Cuando Sterling ingresó al área y se puso mano a mano con el arquero, en su intento de definición, le erró al balón, le pegó al pasto y cayó solo, sin que nadie lo tocara. La jugada no habría tenido trascendencia si el juez, el húngaro Viktor Kassai, no hubiese sancionado penal.

Ni su asistente en la línea, ni el que estaba detrás del arco, a tres metros de la caída del ariete, advirtieron la situación, por lo que el árbitro terminó haciendo el ridículo, sancionando un penal inexistente y que ha dado la vuelta al mundo.

Le interesa también: Padres llaman a su recién nacido “River Plate” antes de la final

Gabriel Jesús aprovechó el insólito yerro y marcó desde los 12 pasos el 2-0. Al final el Manchester City ganó 6-0.

Mira la secuencia del “penal”: